martes, 6 de noviembre de 2012

Ando en Innsbruck!!

Prometo solemnemente que en un par de semanas adecentaré este lugar, lo haré bonito y acogedor como una jarrita de Glühwein y querréis venir siempre para completar todo lo que cuento en Liebe Innsbruck,sobre mi Erasmus en Austria. Es es Spam, lo sé, pero os prometo que va a ser instructivo, bonito y raro :) 


sábado, 23 de abril de 2011

Unas palabras, sólo unas pocas.

Hoy he empezado a escribir sobre las relaciones entre pintura del siglo XIX y cine, trabajo que tengo que exponer en clase para mediados de mayo (junto con otro de estética feminista, otro de cine del este, otro de pigmentos y un montón de cosas más) y estoy intentando que sea de forma simple y clara, porque cada vez que leo trabajos y más trabajos que de verdad, pareciera que quisiesen encriptarlos, me da como agobio, porque es que lo mío es plano, pero se entiende, y lo otro es majestuoso pero yo al menos, me lío... 

Creo que todo el problema que tengo es que tengo que escribir más. 


Esta noche, después de ver a El evangelio según San Mateo, de Pasolini y ''El tormento del éxtasis'' he topado con una película en la 2, esas que normalmente no ve nadie y que numerosa gente me llamaría pedante por verla e ¿interesarme, alabarla, analizarla? 
Su nombre es La seducción del Caos, de Basilio Martín Patino, y única la pega, es que la he visto empezada pero me ha parecido cuanto menos hipnotizante porque a parte de que la narración era compleja, muy desordenada; los capítulos que la estructuran y de los que he visto 2 (he estado mirando y si no he leído mal, son ocho) llevan a la vez dos búsquedas paralelas, y yo que para estas cosas soy dura de mollera, me ha enganchado. Buscaré acompañante para verla desde el principio...

Pero lo que más me ha gustado, es que, al buscar información sobre la película he dado con una página y una carta al director, que murió por lo que intuyo hace un tiempo, no mucho. Y la carta es, en mi opinión, un reflejo claro de lo que es el cine en España actualmente, la crítica de cine (supongo que no toda, tengo la mala costumbre de estar mal informada por revistas...) y en fin, la industria, la dirección y el genio creador. 

Es triste muy triste, porque es una despedida a un amigo, pero es rabia a la vez cuando saltas de párrafo en párrafo y lees lo que cuesta mantenerte íntegro a la hora de hacer cine, y conste que a mi la dirección no me interesa, pero siempre he envidiado la integridad de Godard, de Truffaut; de ahora que lo estoy conociendo más, el cine checo (con mi querida y nueva amada Vera Chytilová)...no sé, quiero pensar que hay un mundo aparte de la industria, y que estos y estas cineastas en su momento o actualmente han hecho y pueden hacer cine de verdad y de calidad. Soy una idealista, me moriré de asco, pero... creo que estoy más a gusto así.*

Aquí os dejo el culpable de que me haya dignado a actualizar:



Fragmento de: Una carta, sólo una, a Basilio. Por Adolfo Bellido

Has dicho muchas veces que no sabes rodar. Pero ¿qué es rodar? ¿Acaso seguir las leyes de un clasicismo impuesto por no se sabe muy bien quién? Tú, y muchas veces te lo he dicho, inventas el cine en cada plano, en cada encuadre. Vas por delante del lenguaje manido, estático, aburguesado que incluso “explotan” esos que se proclaman los jóvenes talentos de nuestro cine, los que ya se creen tan borrachos como dioses, arropados generalmente por unos medios de comunicación o unas amistades interesadas. ¿Has comprobado lo difícil que es hoy día leer una crítica veraz sobre una película española? (pero ¿acaso hay crítica?). No vamos a hablar de eso que también hemos hablado tantas veces: lo que es la crítica y su -extraña e interesada- manera de defender lo indefendible a no ser que (los llamados críticos) estén ahí puestos por no sabe muy bien qué interesadas razones. ¿Has comprobado que hoy cualquiera que ha visto -malamente- dos películas, que desconoce la historia del cine, que no sabe quién es, pongamos, por caso, Max Ophüls, se cree ya con derecho a escribir una “crítica”, a hablar de cine? ¡Qué arriesgada es la ignorancia! ¡Y cuánto daño hace! Aparte de eso, ya sabes lo que pienso de la crítica (después de escribir años y años sobre cine o sobre otras muchas cosas). Es inútil como tal. Lo único válido es el análisis de la película, de la obra. Y esto no se hace casi nunca. Porque no interesa o no saben hacerlo.

* Una historiadora del arte, tiene que ser idealista por definición, más cuando sabe que su mundo laboral, no se caracteriza por el exceso de trabajo. No voy a decir que vivamos de los sueños, pero que levante la mano quien pertenezca a mi disciplina y no haya soñado nunca con ser libres de ejercer nuestra profesión, a lo Escuela de Atenas de Rafael, cada cual en el campo que más guste, y unos señalando al cine y otros a la imaginería, y otros señalando al arte contemporáneo y aquellos al patrimonio...


En próximas entregas: Polonia, o cómo aumentar tu colección de postales.

jueves, 31 de marzo de 2011

Poner una coletilla es como diferenciar no sé
 ¿Carmen? ¿qué Carmen? pues Carmen...


De una no despedida...
Necesito que terminen las intensidades, no me dejan pensar.
Sólo dejo tiempo para chocarme con tus recuerdos.


domingo, 27 de marzo de 2011

Reacciones de chica un poco loca

o acortando, zumbada. Muchas de las vomiteras textuales que suelo tener acaban en un slam privado cibernético del que soy dueña, pero este, éste tiene algo importante dentro de él, algo revelador de lo que suele ser mi vida, algo...algo que acabaré ocultando porque ni siquiera mis palabras son fieles de lo que pienso en el momento, sino del momento de antes o del momento anterior, nunca se corresponderán con el pensamiento instántaneo de la declaración o el fragmento, nunca representarán el instante preciso donde alcanzo realmente la claridad hacia la que quiero encaminar mis palabras. 
Le temí a los espejos hace tanto...le temí tanto que procuro no mirarlos más de 2 vidas, o vida y media si me apuras, tan sólo lo necesario para reconocerme lo justo y rápidamente bajar la mirada ante mi, desnuda o no, muerta o viva, sonriente o apática....

Es tristeza pura lo que muestro ahora, es lágrima tras lágrima que nunca derramaré, es llorar por lo que no se va a llorar, odiar las despedidas una tarde, y ante ellas, comportarse como una auténtica botella de horchata. 
Es llorar por la cercanía y la distancia, por la sublimación y la complicidad sin dueño, por las miradas que se pierden entre bromas de deleznable calidad...
Quiero dormir eternamente durante dos días.
Y sin contar todo aquello que busco, y que sé que jamás, voy a alcanzar con la facilidad que otros los rozan con los dedos de los pies y de las manos todos los días.

lunes, 14 de febrero de 2011

Exámenes.

Estoy en un punto de no retorno con los apuntes de todos los exámenes que me quedan, leo y es como si leyese letras sueltas, intento concentrarme y me da sueño, no sé, no lo entiendo.
No puedo sentirme más culpable, de verdad

lunes, 31 de enero de 2011

El peligro acecha

Sólo ellas podrán acabar con la gramática, los algoritmos y el obsceno bilingüismo. Todas esas calamidades proceden de una raíz común llamada fascismo. Las mujeres peligrosas serán la tumba del fascismo. Si fracasan, sólo les pedimos que nos arrebaten la vida con un beso letal. Preferimos eso a ser los parias de una triste mojiganga. Ser el primer poeta de España no es divertido cuando nadie lee a los poetas, porque todo el mundo está demasiado ocupado estudiando gramática inglesa.

Reniego de todas las maneras la expresión escrita del posmodernismo, posiblemente provocado por toda la lectura de artículos sobre arte contemporáneo y catálogos de exposiciones, de los que finalmente acabas por sacar una serie de conclusiones, al menos en mi caso, que no casan entre ellas  y lo peor de todo, es que se sostienen con palillos. No, no me gusta nada. Si quiero aprender necesito textos claros e ideas ordenadas, no una serie de complejas palabras, frases largas hasta la saciedad y conceptos ontológicos, que según mi parecer y estoy segura de ello, la mitad de las veces no están bien utilizados.

En cambio, esto, escrito así, tan no sé, apocalíptico, tan irreverente y tan llano, me parece más revelador que cualquier otro texto. Me recuerda mucho muchísimo a Ray Loriga (maldito, vuelve a tus libros y no escribas más guiones!)

miércoles, 26 de enero de 2011

viernes, 24 de diciembre de 2010

Good Fortune


He tenido que reconciliarme otra vez con mis palabras, porque cada vez me expreso peor, hablo peor y se me ocurren menos ideas, tengo la sequía más grande, parece que sólo reacciono al estímulo del dolor (psicológico), por mucho que me esfuerce acabo recurriendo a utilizar siempre las mismas formas y los mismos sustantivos.
Me aburro a mi misma en ocasiones.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Y ahora, qué?





Quedan ahora su Omega, su Pablo de Málaga, su Estrella... Pocas veces he confesado que tenga tanta debilidad por el flamenco, y menos por el flamenco fusión, tal vez porque a otros ojos puedo parecer una persona que desconoce por completo el género o porque a otros ojos, puedo excederme en la modernez que hoy impera en todos lados. 
Sin embargo, con Morente, con Enrique Morente, al que más de una vez lo he visto bajando por la Calderería, le daba igual todo esto, estoy segura, jamás le habría importado que el resto del mundo escuchase sus canciones, o que alguien alardease de escucharlo, más bien, se preguntaría que cómo eso era posible, que no era tan famoso y que posiblmente la humanidad que le gustaba poner en sus discos residía precisamente en intentar no dárselas de listo, porque además, eso en Granada y siendo del Albaicín, no tiene cabida. 

Yo soy una más que lo conocí con el disco ''Omega'' el famoso disco que grabó con Lagartija Nick hace ya más de 10 años; bueno, un disco, es lo que viene siendo una nueva forma de escuchar música, de esa que tienes que aprender para escucharla; es ese tipo de sonidos que cuando los entiendes, y duermes con ellos, acaban por hacerse parte de tus oídos y banda sonora de tus momentos, no es una música normal, Enrique Morente, con la normalidad que reinaba en su obra, se salió del plato siempre que quiso, y se volvía a meter, y volvía salir, y volvía a meterse...
Hoy después de venir del teatro, de ver el velatorio, volvía en el autobús hacia mi casa, cruzando el río a las 4 de la tarde , que es cuando más sol pica el Genil y cuando más ruido hacen las personas.

Todo era silencio absoluto, el conductor no tenía puesta la radio, nadie levantaba los ojos del río, y nadie se miraba a la cara. Quiero pensar que todo ha sido casualidad y no es, que Granada se ha muerto un poco más hoy, junto a Morente. 

No voy a despedirlo como Maestro, porque en una entrevista, dijo que no le gustaba que le dijesen maestro porque él era el que menos sabía de todos, la mejor manera creo que es pensando que ahora, en las Campanas de la Catedral, sigue reverberando su voz, subrayando los sonidos de éstas y humanizando un poco más una simple campanada

En Granada, hay una palabra preciosa por lo chiquita que es y por lo tierna que suena cuando de verdad sientes pena por alguien, porque sabes que lo ha pasado mal o ha sufrido: Pobretico


Es lo que más he oído...y cada vez que la escucho, se me escapa una lágrima más.
Audio: http://www.youtube.com/watch?v=gqwjjgDIkfE
Este vals, este vals, este vals, este vals, de sí, de muerte y de coñac...!